El impacto del Covid-19 genera enormes estragos en todos los niveles de la vida, colocando en primer lugar a la salud, y luego la economía, hasta en el mundo digital se produce diferentes tipos de pérdidas financieras o imposibilidad de desarrollar su actividad con libertad, esto mismo sucede dentro del mundo del porno. 

Desde marzo hasta abril, cuando empezaban a surgir brotes de casos de coronavirus, se detuvieron las filmaciones por temas de seguridad y protección, lo que causó un golpe dentro de esta industria, esto activó un estudio exhaustivo para superar el momento y darle la vueltas a las complicaciones para seguir produciendo. 

Los métodos de lucro en el mundo del porno ante el Covid-19 

Ante el panorama tan adverso que se apodera del mundo del porno, fueron surgiendo diversos métodos de testeo, similares a los que se realizan con el tema de prevención y detección de enfermedades de transmisión sexual, para activar la creación de contenido en medio del Covid-19. 

Este esfuerzo ha sido bien recibido por parte de los usuarios, ya que las visualizaciones se han elevado a grandes proporciones, incluso con las regalías de membresías de cuentas Premium de empresas pornográficas importantes como PornHub, lo que causa un alto tráfico dentro de estas plataformas. 

Ante tanta interacción de los usuarios que se encuentran aburridos en cuarentena, se posiciona como un medio muy lucrativo, ya que las visualizaciones generan monetización, además de los medios publicitarios que están presentes, todo termina sumando generar una importante fuente de ingresos. 

A nivel mundial las empresas pornográficas se mantienen en la cúspide, con un tráfico que ha crecido casi un 60% durante la cuarentena, porque se ha usado como un método de entretenimiento en medio del caos, para distraerse, esta industria se ha mantenido a flote durante los últimos años, sobre todo en la última década. 

La rentabilidad que ha tenido el mundo del porno ante el Covid-19