Cada vez más público se decide a comprar en plataformas digitales. Si bien era una tendencia al alza desde hace ya muchos años, los más reacios han terminado por unirse a ella por motivo de las restricciones sanitarias a las que nos hemos visto sometidos por la pandemia.

Hoy en día todo el mundo tiene un dispositivo móvil y vender/comprar es algo que está a un par de clicks de distancia. Ahora bien, ¿Cómo lograr que lo hagan en tu e-commerce en lugar de otro lugar?

La respuesta tradicional ya no funciona. El posicionamiento orgánico está copado por grandes empresas que tienen importantes departamentos de SEO, así que la mejor opción que te queda para poder competir con los gigantes es la publicidad.

Ya sea facebook ads o campañas SEM en Google, lo importante a la hora de invertir en publicidad digital es optimizar tu inversión para obtener los mejores resultados con el mínimo costo.

Con la llegada de la Navidad, las compras online se multiplican, y ante esta avalancha de potenciales clientes, no podés lanzarte a la aventura sin un mínimo plan. Necesitás actuar con inteligencia para que tu inversión publicitaria se traduzca en beneficios, y no en pérdidas. Segmentá tu público, adaptá tu contenido a dispositivos móviles, optimizá tu landing page y el CTR de tus anuncios y estudiá en profundidad las keywords por las que los consumidores buscan con intención de compra.

Con el máximo de información que hayas podido recopilar, establecé tu estrategia y mantené un control permanente de la evolución de tus campañas para ver qué anuncios están funcionando mejor y cuales peor. Eliminá estos últimos y asigná un presupuesto a los anuncios más exitosos. Con conocimiento, planificación y trabajo podrás lograr que la publicidad digital te proporcione una rentabilidad interesante en esta campaña navideña.