Las empresas siguen en la constante búsqueda de mejoras en lo que respecta a la publicidad. El presupuesto que se destina a este fin puede agotarse rápidamente, pero la idea no es lanzar dinero en todo momento, lo mejor que se puede hacer es buscar la forma de optimizar de la mejor forma la inversión publicitaria. Es cierto que las pautas digitales son mucho más económicas que las pautas en medios masivos (televisión, radio, vallas publicitarias, etc.).

Los medios digitales ofrecen una buena cantidad de herramientas útiles para el aprovechamiento de la inversión publicitaria. Lo que se busca es tener los mejores resultados posibles con un consumo relativamente bajo de presupuesto. Lo cierto es que la inversión puede variar en cada empresa, todo dependerá de la magnitud que tenga. Sin embargo, la inversión puede aprovecharse de la peor manera si no se tiene control en las estructuras y técnicas que se emplean.

Los jefes deben saber lo que su equipo de marketing hace

Flex Targerting y Facebook: ¿Cómo se usa?

Se podría decir que Facebook es la red social con más beneficios en lo que se refiere a la publicación de anuncios publicitarios. La plataforma ofrece un sin número de herramientas que ayudan a estimar el target que se quiere, es decir, ofrece la posibilidad de dirigir la publicidad a un público especifico. Para esto, ofrece las métricas necesarias para poder establecer los datos necesarios.

La teoría es muy sencilla, Facebook ayuda a manejar el anuncio de la forma en la que la empresa lo prefiera. Por ejemplo, si se quiere vender ropa de bebes, la plataforma ofrece los datos necesarios para poder orientar el anuncio a familias con bebes. Se podría decir que Facebook ayuda a aislar ciertas personas para que no sean capaces de ver el anuncio.

Esto no se hace por apatía ni mucho menos, es solo que se busca orientar el anuncio a personas que pueden dar click y generar dinero con eso, además, estas personas son consideradas posibles clientes. Si el anuncio se deja de forma visible para todo el mundo, lo único que se hará será perder dinero y la inversión publicitaria se volverá agua. Al establecer un límite se puede aprovechar de la mejor manera el presupuesto.

La forma en la que Facebook ayuda a aislar a las personas es muy sencilla, solo tomara un par de segundos. Cabe destacar que se debe conocer muy bien el target que se busca y cual no se requiere. Lo menos que se quiere es orientar la publicidad al lugar equivocado.

La red social ofrece un par de opciones: “Exclude People” y “Narrow Audience”. Un par de opciones muy sencillas que pueden sacar lo mejor del presupuesto. La primera opción se refiere a la exclusión de personas, el grupo de personas que no verán el anuncio. La segunda opción habla de filtrar audiencia, un nivel más para optimizar aun más.

Aquí no se excluye a las personas por su nombre o algo parecido. El Flex Targeting permite aislar a las personas que no cumplan determinado patrón. Por ejemplo, al hablar de anuncios de ropa de bebe, se debe indicar que las personas que no tengan hijos pequeños, que no tengan determinada edad o que vivan en cierta localidad no podrán ver el anuncio.

Las herramientas que ofrece Facebook

En un concepto más sencillo, es un filtro que ayuda a decirle a la plataforma quienes se quieren que vean los anuncios. La práctica de esta técnica es la mejor forma de dirigir los anuncios a personas que se pueden convertir en potenciales clientes. Además es un método muy sencillo para reducir al público y llegar justo a donde se quiere, de esta forma se saca el mayor provecho posible a la inversión realizada en la publicidad.

Lo que más preocupa son los costos por clicks y para eso está el Flex Targeting, este método permite tener mayor control de este aspecto. Es una herramienta sencilla, que puede ser usada y controlada por cualquiera, sin ningún tipo de distinción. Lo más importante es saber el target que se tiene y establecer cuál es el público que se debe excluir.