Shopify se ha convertido en una de las plataformas favoritas de millones de usuarios en el comercio electrónico a nivel mundial. Esto por las facilidades que ofrece, y lo sencillo e intuitivo que puede ser el manejarla. Probablemente estés interesado en usar Shopify pero como toda plataforma tiene algunos inconvenientes.

Si bien tenés una serie amplia de ventajas, debés saber que todas estas ventajas no serán posibles de ser usadas al máximo y con los resultados esperados, si no se invierte esfuerzo y tiempo en ello. La creación de una tienda online no deja de ser menos demandante que una física, solo que las asignaciones y las atenciones deben estar concentradas en otros puntos de administración.

Entonces y a pesar de sus bondades, con Shopify debés cumplir con ciertos estándares para obtener resultados positivos. Es de este modo, que estas son algunas de las razones para no usar Shopify:

  • No lo debés usar si no vas a estar comprometido con tu negocio

El compromiso y la persistencia son dos palabras que siempre debés tener presente con la creación de una tienda online. Sin estas dos palabras, lo más probable es que abandonés tu tienda al poco tiempo de creada y sin haberle dado una oportunidad correcta para su crecimiento. Los negocios por lo general tardan en dar el resultado deseado.

Pero esto no quiere decir que deban ser abandonados con facilidad. Es necesario crear un compromiso sólido con la tienda. Para de este modo invertir en la misma y ser capaz de percibir los beneficios de su crecimiento a un largo plazo.

  • No lo debés usar si querés que un familiar diseñe tu propia tienda

Shopify está diseñado y ha sido desarrollado para crear una independencia favorecedora para los dueños de las tiendas. Esto quiere decir que muchos de sus aspectos son manejados de una manera automática, sin la necesidad e intervención de nadie.

Provocando con ello que el papel del propio dueño sean configuraciones que más tarde se sustentarán solas. Es por esto que si tenés la idea de que algún familiar o amigo diseñe tu tienda o la maneje, Shopify no es la plataforma adecuada para ello.

  • No lo debés usar si no tenés tiempo

Como ya se ha mencionado, puede que Shopify ofrezca la oportunidad de la creación y sostenimiento de una de tus tiendas virtuales, pero una vez más, todo negocio necesita de dedicación. La dedicación deriva en tiempo.

Por lo que si no tenés tiempo para supervisar tu propia tienda, no podés esperar que esta sea exitosa o logre mantenerse siendo productiva. Además debés considerar que el ecommerce evoluciona sin detenerse nunca, por lo que siempre hay que estar actualizados acerca de las últimas novedades en este canal.

  • No lo usés si no creés en los negocios por Internet

Otro de los factores que sirven para determinar si no tenés futuro con el uso de Shopify es muy sencillo: no crees en los negocios por internet. El pesimismo y la poca confianza en los resultados que esta clase de negocios están en la capacidad de dar, es uno de los factores más comunes en el fracaso de los mismos.

El comercio electrónico ha demostrado por años que se está convirtiendo en el futuro inminente en todas partes del mundo. Solo hace falta buscar en Google los miles de casos exitosos de pequeños negocios que se han sostenido y han evolucionado en tamaño y alcance, todo partiendo de internet. Sin embargo, necesitás dedicación para aprovechar las oportunidades.

  • No lo usés si tenés un negocio con muchos productos

Si bien en Shopify se ofrece la oportunidad de tener un catálogo ilimitado de productos, conviene saber que cuando ese catálogo supere los 1.000 productos quizás lo mejor es pensar en otra alternativa.

En este caso lo mejor es tener tu propia plataforma propia de ecommerce

CONVERSEMOS SOBRE TU TIENDA EN LÍNEA